MENU
barcelona real madrid clasico leo messi

Jaque mate

Sábado 2 de mayo de 2009. Jornada número 34 del campeonato doméstico en el Olimpo del deporte rey a nivel nacional. Real Madrid y Barcelona iban a medir sus fuerzas en un Clásico en el Santiago Bernabéu que iba a generar una gran atracción y un seguimiento masivo en todo el planeta, debido a que los culés aventajaban únicamente en cuatro puntos a los blancos, una vez que los pupilos dirigidos por aquel entonces por Juande Ramos fueron recortando distancias progresivamente con el líder de la competición. La afición merengue se vistió de gala para recibir la visita del Pep Team, aunque lo que nadie sabía era que el de Sampedor iba a sorprender tanto a propios como a extraños con un movimiento que se acabaría convirtiendo en una auténtica seña de identidad de sus años posteriores en Can Barça.

Foto: tercerequipo.com

Todo el mundo estuvo comentando a lo largo de la semana previa al encuentro la forma en la que los merengues podrían frenar a Leo Messi, un jugador que estaba brillando con méritos propios en el cuadro azulgrana, secundado a la perfección por Eto’o y Henry en la parcela ofensiva de los culés. La idea era que Heinze ocupara el lateral zurdo para detener al rosarino por el flanco diestro del ataque del Barça, pero el cambio de estrategia de Guardiola provocó que Messi tuviera libertad de movimientos por todo el campo, partiendo en la demarcación de falso 9, mientras que el camerunés sería el responsable de desplazarse al extremo diestro para completar la acción maestra del míster blaugrana. Fue un movimiento que dejó en jaque a todo el madridismo, principalmente por la naturalidad con la que el actualmente cinco veces ganador del Balón de Oro se desenvolvió sobre el terreno de juego.

El tanto inicial de Higuaín antes de llegar al primer cuarto de hora de la contienda fue un mero espejismo, dado que el Barcelona anotaría tres goles en poco más de 20 minutos para irse al entreacto con un 1-3 a su favor en el luminoso. Messi se la sirvió en bandeja a Henry para devolver las tablas al electrónico, Puyol se elevó por encima del resto para adelantar a los suyos y Leo aprovechó una recuperación y una excelente asistencia de Xavi para batir con un disparo cruzado a Casillas que enmudeció al Bernabéu. Sergio Ramos parecía dar un pequeño halo de esperanza a los merengues tras la reanudación, todo ello merced a un testarazo inapelable después de un exquisito centro de Robben. Aun así, Henry firmaría su doblete particular dos minutos más tarde al beneficiarse de una salida en falso de Iker, quien había encajado cuatro goles, pero había evitado otros tantos con una serie de intervenciones muy meritorias.

La cuestión fue que el paso de los minutos no hizo sino reivindicar la manifiesta superioridad del Barcelona en el fortín blanco, principalmente por la exhibición que Xavi, Iniesta, Messi y compañía estaban impartiendo en el tapete verde. De hecho, un giro extraordinario del de Tarrasa permitió habilitar y dejar completamente en solitario al 10 azulgrana, quien no se puso en absoluto nervioso y superó con una tremenda sangre fría a un Iker Casillas que contemplaba atónito el marcador del Santiago Bernabéu (2-5). No obstante, todavía quedaba la guinda del pastel para conmemorar una goleada histórica que jamás será olvidada por la parroquia culé, ya que Eto’o realizó una galopada que finalizaría con un remate de Piqué que se colaría en el fondo de las mallas de la meta merengue.

Juego, set y partido para el Barça, que daba un golpe encima de la mesa y dejaba el campeonato totalmente visto para sentencia porque cogía una renta de siete puntos a falta de cuatro choques para concluir el curso 2008/09. Aquel partido será inolvidable por muchos aspectos, aunque uno de ellos será con total seguridad el movimiento que ejecutó Pep Guardiola para ubicar a Leo Messi como falso 9, una posición que se hizo habitual (el pan de cada día) llegado el momento de saltar al campo para verse las caras con cualquier adversario. El asalto al Bernabéu sería el preámbulo del triplete que llegó en dicha temporada, además de cerrar el año 2009 de forma épica al conquistar todos los trofeos que hubo en juego: Liga, Copa, Champions, Supercopa de España, Supercopa de Europa y Mundial de Clubes. ¿Podrá el Barça volver a imponer su dominio en el Clásico de este sábado en el Camp Nou?

Redactado por:

Publicado el: 31 marzo, 2016

Dentro de: FC Barcelona, slider

Vistas: 223

, , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>