MENU
Foto: Pau Barrena - AS

Messi sigue siendo el rey

El Barça se impuso por 4-1 al Espanyol en la ida de los octavos de final de la Copa del Rey. Caicedo adelantó a los blanquiazules, Messi le dio la vuelta al choque antes del descanso y el argentino le serviría en bandeja el tercero a Piqué y el cuarto a Neymar en el segundo acto.

Foto: Pau Barrena – AS

El derbi catalán comenzaba con la novedad de Arda Turan en el once de Luis Enrique, una vez que el Barça había superado la sanción impuesta por la FIFA. No obstante, el Espanyol quería amargarle el día de Reyes a los culés y golpeó primero gracias a una magnífica definición de Caicedo, que se aprovechó de un excelente contragolpe conducido por Asensio. Aun así, no tardaría mucho el plantel azulgrana en devolver la equidad al luminoso, ya que no se había llegado al primer cuarto de hora de juego cuando Iniesta le dio un pase magistral a Messi para que el argentino batiera a Pau y colocara el 1-1 en el electrónico.

La jugada polémica de la primera mitad llegó en el minuto 23, momento en el que Víctor Álvarez derribó dentro del área a Neymar, pero el colegiado no vio nada punible como para decretar la pena máxima. El Espanyol lo intentó luego con una internada por el costado diestro, aunque Caicedo no pudo ejecutar su testarazo de forma certera. Más tarde, sería el cuadro blaugrana el que intentaría acercarse a la meta de Pau, aunque Neymar se encontraba en posición antirreglamentaria cuando recibió el cuero a través de un pase de Messi. Y sería el cuatro veces ganador del Balón de Oro el que decantaría la balanza para el Barça justo antes del descanso, debido a que realizó un libre directo extraordinario que tocó el travesaño e hizo desatar la locura en el Camp Nou con el 2-1.

Tras la reanudación, Marco Asensio tuvo que pedir el cambio al no recuperarse del golpe sufrido en la jugada del gol de Caicedo, quien también tuvo que ser sustituido en el primer acto por molestias en su tobillo. Leo Messi, que había firmado un doblete para darle la vuelta al encuentro, le sirvió en bandeja el esférico a Piqué para que el central del Barça tan solo tuviera que empujarlo al fondo de las mallas. Otra acción que molestó a los seguidores del conjunto local fue un pisotón intencionado de Pau a Messi, lo que debería haber sido sancionado con penalti y expulsión para el arquero blanquiazul en caso de haberlo visto algún integrante del cuerpo arbitral.

Los pupilos de Luis Enrique seguían buscando la portería del Espanyol para ampliar la diferencia en el marcador. Arda efectuó un poderoso disparo al palo corto que fue bien repelido por Pau, mientras que Neymar lo intentaría más adelante con un lanzamiento a balón parado que también fue despejado por el guardameta de los periquitos. Si la papeleta era difícil para los de Galca, sería todavía más complicada con motivo de la expulsión por doble amonestación de Hernán Pérez. Acto seguido, los visitantes se quedarían con dos hombres menos en el césped por la roja directa sufrida por Pape Diop. El Barça acabó aprovechando la inferioridad numérica de su rival para anotar el 4-1, un gol transformado por Neymar tras una nueva asistencia de Messi, que se coronaría como el rey del choque y daría una gran ventaja a los suyos para la vuelta en Cornellà.

Incoming search terms:

  • messi sigue siendo el rey

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>