MENU
foto: elidealdegranada

El Granada sale vivo de Butarque

El Granada sacó petróleo de un mal partido donde cayó 2-1 ante el Leganés en Butarque, en la ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey. Los madrileños fueron muy superiores al equipo andaluz, que jugó con 10 durante más de una hora. Fran Rico rescató al Granada con una volea desde la frontal y da esperanzas a los de Sandoval para la vuelta.

foto: idealdegranada

En apenas cinco minutos el Leganés dejó claro que iba a tutear al Granada. Los madrileños, sabedores de sus posibilidades ante un equipo que no está para mirar más allá del descenso en Liga, no tuvieron miedo a hacerse con el balón y darle apertura al campo, gracias al trabajo de Candela y Toni y la entradas por banda de los extremos y los laterales. A los 10 minutos, Guillermo, se topó con un balón en el área que le dejo en ventaja para batir a Kelava y poner el 1-0 en el marcador.

El partido aún se ponía más cuesta arriba en el minuto 24 con la expulsión de Rubén Pérez al lanzarse con las manos sobre Rubén Peña. Una entrada más propia de rubgy que de fútbol, por la que el colegiado mandó al mediocentro del Granada a la calle. Como consecuencia, Sandoval dio entrada a Uche por Salva Ruiz para reestructurar al equipo. El Leganés seguía apretando y Soriano obligó a Kelava a estirarse con un cabezazo centrado pero potente a la altura del larguero. El Granada no encontraba portería ni balón.

Los madrileños y especialmente Guillermo seguían poniendo a prueba a Kelava, que fue el más desacado de su equipo. Pero no fue hasta el minuto 38 cuando Omar Ramos logró un golazo a pierna cambiada desde la banda derecha del Leganés que superó al guardameta granadino, ante la mirada de otros 18 jugadores que esperaban el centro. El Leganés se iba con una ventaja justa de 2-0 al descanso.

Para el segundo tiempo, Sandoval gastó su segunda bala metiendo a Success en el campo por Nico López. El Granada se acercó timidamente a la portería rival en los primeros compases pero poco a poco el Leganés se volvió a hacer dueño y señor del balón. Los pepineros asediaron a un Granada que no mostraba ningún sintoma de peligro y apenas daba señales de vida a la hora de defender en su área.

Pero en un dos minutos que los nazaríes consiguieron acercarse a la portería de Piña, Fran Rico cazó en la frontal un balón rechazado tras un córner y lo mandó a la esquina derecha de la portería pepinera. El Granada recortaba distancias (2-1) sin apenas haber creado peligro. El Leganés volvió a apretar y pudo ampliar la diferencia con un mano a mano de Sastre que tapó Kelava con la cara. Los visitantes sufrieron pero consiguieron aguantar y sacar un resultado esperanzador para la vuelta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>