MENU
fuente: as

El Real Madrid salva los papeles en el fortín del Sevilla

El Sevilla se enfrentó al Real Madrid en el Sánchez Pizjuán en la jornada 35 de la Liga BBVA. Tras los 90 minutos reglamentarios, el choque finalizó con un 2-3, de modo que los madridistas rompen la imbatibilidad de los andaluces como locales en la Liga y se mantienen en la lucha por el título liguero tras la goleada del Barça (0-8), mientras que los de Emery se complican la entrada en la UEFA Champions League debido a un inmenso Ronaldo

Se vio en el Pizjuán un encuentro de categoría. El choque más interesante del fin de semana no defraudó y ambos conjuntos mostraron un juego vistoso y atractivo para los aficionados. Ya desde el minuto 1 CR7 avisó a los sevillistas de que si querían permanecer invictos en casa debían hacer un encuentro muy sólido. Su tiro de falta se fue por encima de la barrera, pero sorprendió de nuevo con un disparo a bocajarro que sacó Sergio Rico para los andaluces. Pero los de Emery se crecieron y Varane tuvo que sacar bajo palos un remate de Aleix Vidal gracias a una jugada un tanto caótica que por poco no sorprendió a los blancos.

El Madrid tuvo el control la mayor parte del encuentro, dejando al Sevilla sin balón en muchos momentos. Sin embargo, un punto de inflexión del partido fue el choque de Krychowiak contra Ramos, que terminó con peor parte para el polaco, con sangre en la cabeza y una fractura nasal. En ese momento, Cristiano Ronaldo aprovechó la superioridad para adelantar a los de Ancelotti mediante una acción de Isco y  un fantástico cabezazo cruzado. Pero el 0-1 en el 36 no fue suficiente para los merengues, por lo que un minuto después una combinación de James, Chicharito y el portugués, puso el 0-2 en el luminoso. Sin embargocuando todo parecía estar de cara para los madridistas, Ramos derribó a Aleix Vidal en el añadido y cometió penalti a favor del Sevilla. Bacca no perdonó y colocó el 1-2 antes del paso por vestuarios, dejando así abierto el encuentro.

Tras el descanso ambos equipos salieron en tromba en busca de los tres puntos, conscientes de la importancia de la victoria. Reyes y Kroos se atrevieron con sendos disparos, pero de nuevo fue Cristiano el que batió a Rico de cabeza. Bale, que volvía a los terrenos tras su lesión, le puso un balón medido al portugués que no falló y sumó un nuevo hat-trick en su cuenta particular, casi cerrando el partido. Pero de nuevo el Sanchez Pizjuán rugió y empujó a los suyos, no dando nada por perdido, hasta que los de Emery vieron el 2-3 gracias a una perfecta combinación de la plantilla sevillista que Iborra finalizó en el 79, poniendo emoción en la recta final.

El Sevilla creyó en el empate en casa. Tanto fue así que tuvieron dos ocasiones clarísimas tras un mal despeje de Casillas a lanzamiento de Gameiro, pero no supieron aprovechar la oportunidad de acercarse en el marcador. De este modo, el Real Madrid no se descuelga de la lucha por el título y salva los papeles en uno de los fortines de la Liga Adelante a pesar del gran encuentro planteado por los de Emery. Tras el pitido de González, 2-3 en el luminoso en un magnífico partido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>