MENU
Diario Marca

Manita del Sevilla y fiesta en el Pizjuán

Sevilla y Getafe se vieron las caras este sábado en el Pizjuán y acabaron con 5-0 en el marcador, en el partido correspondiente a la jornada 9 de la Liga BBVA. Un Sevilla que fue un vendaval y se llevó por delante a los madrileños, que llegaban a la capital andaluza con la intención de prolongar su racha positiva, pero pronto se vieron frustradas sus aspiraciones con los goles de los sevillistas, con una manita de tantos y el hat-trick de Gameiro que se llevaron por delante a un Getafe inofensivo.

(Foto: www.marca.com)

Arrancó el partido en Nervión sabiendo los de Emery que los tres puntos eran el objetivo primordial del choque y para ello el balón debía pasar por los dominios del Sevilla, cosa que ya se vio en los primeros lances del juego. El Getafe saltó muy bien plantado al terreno de juego pero comenzaron golpeando los sevillistas sin demasiado peligro, sin embargo, fue Pedro León el que lo intentó a los 10 minutos pero su disparo se marchó fuera. La respuesta del Sevilla la llevó Konoplyanka que estrelló el balón al palo.

Sacaba pecho el conjunto hispalense pero les faltaba jerarquía en el juego. Llegaba al área rival pero le faltaba definir, otra vez Konoplyanka y después Gameiro pero ni uno ni otro sacaron nada positivo. Merecía el Sevilla algo más y fue Gameiro quién consiguió mojar pasada la media hora de juego, tras un rechace de Güaita que el delantero cazó para adelantar a su equipo, 1-0. Se vieron arriba los hispalenses y al filo del descanso ampliaron la ventaja poniendo el 2-0 otra vez Gameiro.

Comenzó rodando el balón en la segunda mitad con un penalti favorable a los de Nervión que transformó Banega para hacer el tercero. Se le ponía muy cuesta arriba el partido a los de Escribá que empezó a mover el banquillo para solventar la que se le venía encima, que apenas pudo darse cuenta del cuarto, el tercero en la cuenta particular de Kevin Gameiro de penalti, y que supuso la expulsión de Vigaray por doble amarilla. Con el 4-0 y un hombre menos, el Getafe daba prácticamente por perdido el encuentro y buscaba cerrar la herida para que no volviese a sangrar.

El Sevilla, dueño del partido, quería más y llegaba con facilidad al área rival mientras que a los azulones lo único que les quedaba era defenderse para no recibir más. Dio descanso Emery al goleador de la noche y salió Llorente en su lugar para acumular minutos. Otro penalti a favor del Sevilla , e iban cuatro, lo transformó en el 5-0 Konoplyanka. Una fiesta para los blanquirrojos que pudieron marcar el sexto y un suplicio lo vivido por el Getafe en Sevilla que deseó no llegar nunca a este partido.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>