MENU
Fuente: https://100x100fan.com/wp-content/uploads/2015/05/jugadors-Girona-despres-GIRONA-FC_ARAIMA20141011_0230_5.jpg

El Girona golea al Zaragoza y pone pie y medio en la final

El Girona se impuso por 0-3 al Zaragoza en el partido correspondiente a la ida de la primera eliminatoria de los play off de ascenso a Primera División. El encuentro estaba marcado por ver si el Girona sería capaz de reponerse del varapalo sufrido en la última jornada, donde rozó el ascenso a Primera y se esfumó en un trágico final de partido. La reacción fue inmejorable por parte de los de Pablo Machín, que gracias al tanto de Lejeune y el doblete de Jaime Mata logran un resultado contundente que les pone con pie y medio en la final del play off.

Empezó dominando el partido el conjunto de Ranko Popovic, que dispuso la ya habitual defensa de cinco con Mario, Rubén y Vallejo como centrales. Consciente de la superioridad de su rival, como el propio técnico serbio aseguró en la previa, los maños buscaron ser fuertes atrás y eficaces cuando dispusieran de ocasiones arriba. La primera de ellas estuvo en la cabeza de Rubén, que remató un saque de falta y obligó a Becerra a realizar una gran intervención para evitar el primer tanto del partido. La ocasión espoleó a los locales, que tuvieron llegadas muy peligrosas para abrir el marcador.

El Zaragoza fue mucho mejor en la primera parte. Más rápido, más intenso y con las ideas más claras. Hubo tramos en los que el Girona estaba encerrado en su área, pero el fútbol a veces es imprevisible. Cuando peor estaban los catalanes, en el minuto 23 Óscar Whalley cometió un fallo garrafal al intentar controlar un balón fácil y regaló el gol a Jaime Mata, que robó el esférico al meta para marcar sin oposición. El castigo fue muy duro para un Zaragoza mucho mejor y lo iba a ser aún más justo antes del descanso. En el minuto 45, el central Lejeune remató a la red un córner botado por Grannell y silenció a una Romareda que no daba crédito.

A la salida de vestuarios se vio a un Zaragoza algo desalentado. El esfuerzo sin premio de la primera mitad pesaba y Sandaza pudo sentenciar la eliminatoria al primer minuto de la segunda parte, pero falló en el mano a mano con Whalley. El que no iba a fallar fue, de nuevo, Mata. En una contra, el balón le cayó al ariete en el lateral del área y, cuando parecía que el control se le marchaba y Rubén iba a cortar el golpeo, se sacó un derechazo imparable para poner el 0-3 y decidir el partido y probablemente la eliminatoria. El encuentro de vuelta en Montilivi no debería ser más que un mero trámite para los de Pablo Machín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>