MENU
cuartos champions league psg

Paris Saint Germain: el eterno aspirante

El Paris Saint Germain, equipo hegemónico en Francia desde la 2012/2013, es uno de los mejores ocho equipos de Europa por cuarto año consecutivo.

Foto: GettyImages

El equipo dirigido por Laurent Blanc se encuentra en unas condiciones, a priori, inmejorables para afrontar lo que queda de Champions League: es el campeón más prematuro de la historia de las grandes ligas europeas al alzarse matemáticamente con la Ligue 1 a falta de ocho jornadas para su conclusión. Es también semifinalista de la Copa de Francia y finalista de la Copa de la Liga. El equipo parisino sólo ha conocido la derrota en dos ocasiones en toda la temporada, ante Real Madrid y Olympique de Lyon. Ninguna de ellas en casa.

La superioridad del club bleu en competiciones domésticas se ve reflejada también en los 77 goles a favor y los 15 en contra que ha cosechado en lo que va de temporada liguera. Y en la fabricación de gran parte de ellos sobresale el buque insignia de les parisiens: Zlatan Ibrahimovic. El sueco, con 27 goles y 11 asistencias, ha participado en casi la mitad de los tantos de su equipo.

Para mas inri, Ibrahimovic se enfrenta a su gran cuenta pendiente. Lo del sueco y la máxima competición de clubes ya viene de lejos. Coleccionista de ligas y copas a nivel de clubes, Zlatan nunca ha conseguido levantar la “orejona”, ni en Turín, ni en Barcelona, ni en Milán, ni en París. La Champions ha sido durante años la criptonita del de Malmö, quien suele acusar una repentina bajada de rendimiento sistemática cuando sobrepasa la fase de grupos de la UEFA Champions League. Sin embargo, esta temporada el guion no está siendo el clásico; Ibrahimovic apareció ante el Chelsea: Anotó, asistió y lideró.

A sus 34 años, “Ibracadabra” asegura no estar ya obsesionado con ganar la UEFA Champions League como lo estuvo en su juventud. Sin embargo, su futuro es incierto y quizás esta sea su última campaña en Europa. Su última oportunidad de alzarse con el gran título.

Y para conseguirlo Zlatan no está solo. El otro gran puñal del PSG es un viejo conocido de nuestra liga. Angel di María ha vuelto a encontrar en París su mejor versión, aquella que le convirtió en uno de los héroes de “la Décima” y por la cual el Manchester United desembolsó 75 millones de euros. Sin embargo, la Premier League nunca pudo disfrutar al “fideo” como lo están haciendo en la ciudad de la Torre Eiffel.

Tras varias temporadas de mucha inversión económica y pocos resultados fuera de su país, el conjunto galo ha mejorado en el juego colectivo y en la proposición de un fútbol a tener en cuenta más allá de las fronteras francesas. El PSG vuelve a los cuartos de final de la máxima competición de clubes después de volver a apear al Chelsea del torneo por segundo año consecutivo y superar con solvencia una fase de grupos en la cual sólo el Real Madrid supuso un rival a tener en cuenta.

La falta de competitividad real que a partir de ahora le espera al Paris Saint Germain en la Ligue 1 puede terminar siendo un arma de doble filo. Si bien sería lógico pensar que los hombres de Blanc se encuentran en una posición favorable para llegar a los encuentros europeos frescos físicamente, hay detractores de esta teoría que argumentan que la falta de tensión semanal acaba debilitando al equipo a la hora de enfrentarse a partidos de alta exigencia.

En cualquier caso, está en las manos del club parisino gestionar su situación actual y hacer de ella una ventaja o un lastre. El encuentro de cuartos de final ante el Manchester City será otra gran prueba de fuego del PSG, ronda en la que ha caído en las tres últimas ediciones.

Redactado por:

Publicado el: 27 marzo, 2016

Dentro de: Carrusel, Champions, slider

Vistas: 146

, , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>