MENU
deportivo barcelona contracronica

El Barça está de vuelta

“Todos unidos hacemos fuerza”. Ese es uno de los mensajes que clama el himno del FC Barcelona, un conjunto que atravesaba un momento realmente complicado tras encadenar tres derrotas consecutivas en la Liga BBVA. Los culés volvieron muy tocados tras el parón de selecciones, donde un mito del balompié como Johan Cruyff nos dejó para siempre, por lo que ese vacío que sentía la parroquia azulgrana en su corazón sería muy difícil de subsanar. Los jugadores de la primera plantilla estaban mentalizados de la importancia de dar el último sprint en la presente temporada para revalidar alguno de los títulos logrados durante el curso pasado, pero lo cierto es que la situación se volteó de forma negativa para sus intereses con motivo de una serie de resultados bastante decepcionantes.

Foto: goal.com

Los reveses experimentados frente a Real Madrid, Real Sociedad y Valencia en el campeonato doméstico, junto con la eliminación en cuartos de Champions contra el Atlético, hicieron que las alarmas se encendieran en el seno de la entidad catalana. La ventaja que los pupilos de Luis Enrique ostentaban en la tabla se había desvanecido por completo, ya que los colchoneros igualaron a los culés en apenas tres jornadas, mientras que los merengues se colocaron a un punto de diferencia de sus dos eternos rivales. Por tanto, llegaba la hora de ponerse el mono de trabajo y demostrar que un equipo grande se crece ante las adversidades, que es capaz de dar el do de pecho para hacer valer su condición de campeón. Cuanto mayor es el reto, más grande es la recompensa.

Saltó el Barça al césped de Riazor con la misión de firmar un gran encuentro, un choque que permitiera cambiar el chip y borrar por completo las actuaciones más recientes del plantel blaugrana. Es verdad que la derrota frente al Valencia fue dando una buena imagen, practicando un fútbol de toque, el que caracteriza a los culés, y gozando de una serie de oportunidades manifiestas para perforar el fondo de las mallas de la meta de Diego Alves. El brasileño estuvo inconmensurable, por lo que Manu Fernández, guardameta del Deportivo de la Coruña, quería emular al ex del Almería para frenar las acometidas y el poderío ofensivo del pentacampeón en 2015.

No obstante, Luis Suárez evidenció desde el pitido inicial del colegiado que había llegado para amargarle la fiesta al cancerbero de los blanquiazules. Y lo hizo de forma sensacional, dando una auténtica lección de cómo se juega a esto del deporte rey a nivel nacional. El charrúa marcó cuatro de los ocho tantos de su equipo, una goleada de escándalo para recuperar la confianza y las sensaciones que se habían quedado por el camino a lo largo de las últimas semanas en Can Barça. Además, el 9 azulgrana regaló tres de los otros cuatro goles de los suyos en la contienda en tierras gallegas, por lo que volvió a demostrar la garra, intensidad, pegada y calidad que atesora en sus botas cuando se centra en lo meramente futbolístico. Los de Luis Enrique han superado su primer match ball, pero todavía quedan cuatro finales por delante para decidir quién se alzará con la gloria en el Olimpo del balompié en España.

Redactado por:

Publicado el: 21 abril, 2016

Dentro de: FC Barcelona, slider

Vistas: 172

, , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>