MENU
destitucion gary neville valencia

Un curso decepcionante

Las alarmas vuelven a encenderse en la capital del Turia. El Valencia había generado grandes expectativas de cara a la presente campaña, todo ello con motivo de la excelente imagen desplegada durante el curso anterior de la mano de Nuno Espírito Santo. De hecho, el portugués consiguió que los suyos se clasificaran para la fase de grupos de la Champions League tras eliminar al Mónaco en la previa, por lo que la afición confiaba en poder disfrutar de una temporada en la que se aspiraba a cotas realmente elevadas. No obstante, la realidad ha sido muy distinta, debido a que el luso fue cesado por los malos resultados cosechados en el tramo inicial de la campaña. Su sustituto, Gary Neville, tampoco ha sabido guiar a sus pupilos para recuperar las sensaciones perdidas, por lo que Pako Ayestarán será el tercer técnico que tenga la responsabilidad de liderar a los valencianistas en el curso 2015/16.

Foto: deportevalenciano.com

Es cierto que la baja de Otamendi, que puso rumbo a tierras inglesas para desembarcar en el Manchester City, iba a ser muy sensible en el eje central de la zaga ché, dado que era el mariscal del Valencia y el hombre que formaba una dupla magnífica con el alemán Mustafi. La grave lesión de Diego Alves también iba a dejar muy tocada la portería, si bien es cierto que es una demarcación en la que el club presidido por Lay Hoon Chan cuenta con muchas garantías al disponer de Ryan y Jaume Domènech, el cancerbero que ha sido condenado al ostracismo con el paso de las semanas después de cuajar actuaciones muy meritorias custodiando los palos de la meta valencianista. Muchas son las razones que pueden explicar el fiasco vivido esta temporada en la capital del Turia, pero es difícil de asimilar para unos seguidores que esperaban con ahínco ver a los suyos dando el máximo en todas las competiciones.

No cabe duda de que Barcelona, Atlético y Real Madrid se encuentran varios peldaños por encima del resto de conjuntos que integran la Liga BBVA, pero se preveía que el Valencia podría estar compitiendo en el mismo escalón que Sevilla, Villarreal, Celta y Athletic Club de Bilbao, que se van a jugar hasta el último instante el derecho de acceder a la Champions o conformarse con la siempre prestigiosa Europa League. La aventura de los ché en la máxima competición de clubes a nivel continental no salió como se esperaba, sobre todo teniendo en cuenta que el grupo en el que estaban encuadrados no era precisamente el más complicado de todo el sorteo (ese infortunio le tocó a los hispalenses).

El Zenit demostró su autoridad en todo momento, mientras que el Gante dio la campanada e hizo que el conjunto dirigido por aquel entonces por Gary Neville se quedara con la tercera plaza, dejando al Olympique de Lyon en último lugar, equipo contra el que debutó el británico con una dolorosa derrota en Mestalla por cero dianas a dos. Fuera de la Champions, tocaba centrarse en la Liga y en la Copa, sin dejar de lado la Europa League. La travesía en el torneo del KO finalizó de manera trágica frente al Barça, especialmente por la tremenda goleada endosada por los culés en el Camp Nou (7-0) con una actuación estelar de Luis Suárez y Leo Messi. Por lo que respecta al torneo del viejo continente, el azar quiso que Athletic y Valencia se vieran las caras en los octavos de final, donde Aduriz hizo efectivo el valor doble de los goles a domicilio para que los leones avanzaran a la siguiente fase de la competición.

Como era previsible, la paciencia y la confianza hacia Neville fueron disminuyendo a pasos agigantados, si bien es cierto que conviene aclarar que un numeroso sector de la parroquia ché nunca vio con buenos ojos la contratación de un entrenador sin apenas experiencia en los banquillos en el mundo del deporte rey. El inglés es un gran analista del juego, un tipo bastante metódico a la par que maniático, aunque no ha sido capaz de conseguir que el Valencia volviera a carburar como lo hizo con Nuno a lo largo del año anterior. La tesitura en Mestalla no es para nada sencilla, debido a que el equipo está únicamente seis puntos por encima del descenso, por lo que estas ocho últimas jornadas del campeonato doméstico se van a vivir como ocho finales para salvar lo que aún queda de orgullo, coraje, casta y corazón. ¿Volverá el Valencia a recuperar el gen ganador y competitivo que ha perdido esta campaña?

Redactado por:

Publicado el: 31 marzo, 2016

Dentro de: slider, Valencia

Vistas: 242

, , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>