MENU
pvarroscaldos.com

Eurocopa 2012: la reválida de España

Cuatro años habían transcurrido desde que la España de Luis Aragonés se coronara como campeona de Europa el 29 de junio de 2008 en Viena. Cuatro años durante los cuales la hegemonía española se confirmó como un hecho indiscutible. Luis Aragonés fue relevado en el puesto de seleccionador por Vicente del Bosque, a cuyas órdenes La Roja se coronó como Campeona del Mundo en 2010. La Selección Española se enfrentaba a un nuevo reto: revalidar su título de campeona de Europa y convertirse en la primera selección en alzar tres grandes títulos de manera consecutiva.

Foto: www.pvarroscaldos.com

La fase de clasificación fue un mero trámite para los hombres de Del Bosque. La Roja consiguió un bagaje impecable con ocho victorias de ocho posibles, lo que la erigió como primera de su grupo por delante de República Checa, Escocia, Lituania y Liechtenstein. David Villa, que venía de realizar un excelso Mundial, fue una vez más el hombre referencia de España en aquellos ocho partidos en los que anotó siete tantos.

La Selección Española hacía las maletas, esta vez con destino Polonia y Ucrania, dónde se medirían con Italia, Croacia e Irlanda en el Grupo C. La filosofía que maravilló a Europa en 2008 iba incluida en el equipaje, pese a que entre los 23 jugadores que viajaron a la Euro, había muchas caras nuevas con respecto a 2008: Caían Fernando Navarro, Marchena, Puyol, Capdevila, Palop, Sergio García, Güiza, Marcos Senna, Juanito, de la Red y David Villa, este último debido a una fractura en la tibia que hizo imposible su participación. Los reemplazaban Piqué, Javi Martínez, Juanfran Torres, Pedro, Negredo, Victor Valdés, Juan Mata, Busquets, Jordi Alba, Llorente y Jesús Navas. Once cambios que no tuvieron excesivo problema en adaptarse al estilo de juego de Del Bosque y asumir sus respectivos roles en el equipo.

El primer partido de España les mediría a Italia, una vieja conocida que traía muy buenos recuerdos a la Selección Española. Sin embargo, el partido se atragantó más de la cuenta y terminó con tablas a un gol. Cesc Fábregas marcó el gol de la igualada tan sólo dos minutos después de que Di Natale adelantara a la azzurra en el electrónico.

La victoria frente a Irlanda se tornaba como una obligación para España si quería acomodarse en las plazas que le daban el acceso a los cuartos de final. Los pupilos de Del Bosque interiorizaron dicho mantra e hicieron los deberes con solvencia; 4-0 fue el resultado final, y Silva, Fábregas y Torres, por partida doble, los goleadores.

Por último, España se enfrentaba a Croacia con la clasificación en juego. La Roja podía quedar fuera del torneo si perdían contra los croatas e Italia vencía a Irlanda. Sin embargo, España no dejó su destino en manos de terceros y venció una vez más a sus rivales. Esta vez por 0-1, con un solitario gol de Jesús Navas en el minuto 88 de partido.

España se ganaba el pase a los cuartos de final. Años atrás, se hubiera hablado de maldiciones, gafes y escepticismo. Por aquel entonces, ya nada atemorizaba a la vigente campeona de Europa y del Mundo. El rival a batir era Francia, que había conseguido el pase dejando serias dudas por el camino, y que confirmó su inferioridad respecto a España en el enfrentamiento. Dos goles de Xabi Alonso, uno de ellos desde los 11 metros, apeaba de la competición a los galos y plantaba a los suyos en el penúltimo escalón.

Sergio Ramos panenkaAllí esperaba la Portugal de Cristiano Ronaldo. La Portugal que había sido sometida dos años antes en los octavos de final del Mundial. Los lusos tenían sed de venganza, y pusieron en serios apuros a España, que no fue capaz de resolver el partido en 120 minutos. El punto de penalti decidiría a uno de los finalistas de la Eurocopa. Y allí sobresalió un hombre por encima de todos los demás: Sergio Ramos. El camero batía “a lo panenka” a Rui Patricio, y arrancaba de cuajo la espina de su penalti a las nubes en las semifinales de las Champions ataviado con la camiseta del Real Madrid. El fallo de Bruno Alves y el acierto de Cesc, como ya ocurriese cuatro años antes, hicieron el resto.

España volvía a plantarse en la gran final. Una vez más, los caminos de La Roja y la azzurra se cruzaban. El Olímpico de Kiev atestiguaría al próximo campeón del viejo continente, y el empate de la fase de grupos sumado a las buenas sensaciones con las que Italia había avanzado en el torneo hacían esperar un duelo igualado y de fuerzas similares. Sin embargo, el guion fue radicalmente diferente.

España daba un baño a la Italia de Prandelli y solucionaba la final con el resultado más abultado de la historia de las finales de la Eurocopa: 4-0. David Silva, Jordi Alba, Fernando Torres y Juan Mata tradujeron la superioridad en goles. España revalidaba su título de mejor selección de Europa, encadenaba su tercera gran victoria entre Eurocopa y Mundial y se convertía en el primer país en conseguirlo. Por si fuera poco, empataba a Alemania como la selección con más Eurocopas en su haber; 3 para cada uno.

Pirlo Xavi

El fútbol de España parecía inagotable e invencible. Por encima del indudable mérito de haber asumido como seña de identidad un estilo de fútbol efectivo y de insultante superioridad, llamaba la atención la capacidad de prolongarlo satisfactoriamente durante tantos años. Sin embargo, el reinado de La Roja no se prolongaría durante mucho más tiempo…

Incoming search terms:

  • eurocopa 2012
  • eurocopa 2012 españa
  • final eurocopa 2012 partido completo
  • JESUS NAVASA SELECCION ESPAÑOLA
  • partido completo final euro 2012

Redactado por:

Publicado el: 21 mayo, 2016

Dentro de: Eurocopa 2016, slider

Vistas: 258

, , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>