MENU
final europa league 2016 trayectoria liverpool

Liverpool, “You’ll Never Walk Alone”

El Liverpool ha vuelto a la cima del viejo continente para quedarse. Después de unos años realmente complicados, donde incluso perdió la Premier League de forma cruel en el año 2014, los reds vuelven a sonreír por la posibilidad de conquistar la UEFA Europa League. La última final europea que había disputado el plantel británico databa de 2007, momento en el que el Milán se tomó su vendetta particular con el cuadro encabezado por aquel entonces por Rafa Benítez por lo ocurrido en 2005. Nadie puede olvidar la épica remontada de los ingleses tras haberse marchado en clara desventaja (0-3) al descanso, pero consiguieron nivelar la balanza en la segunda mitad y acabaron conquistando la orejona de la mano del técnico madrileño en una agónica tanda de penaltis.

Foto: noticiasmvs.com

Mucho ha cambiado el Liverpool desde aquella fecha, aunque el capitán que lidera a día de hoy la tripulación red también está avalado por una buena trayectoria en los últimos años. Klopp ha sabido reconducir a un equipo que naufragaba sin un rumbo claro tanto en su país como en Europa, por lo que tendrá la oportunidad de alzarse con la gloria en el viejo continente el próximo 18 de mayo en la gran final de Basilea. El duelo entre los británicos y el Sevilla se prevé apasionante en el St. Jakob Park, escenario en el que los hispalenses ya hicieron su toma de contacto en los octavos de final de la competición al firmar el resultado gafas en el luminoso (0-0). No obstante, ¿cómo ha sido la trayectoria de los ingleses hasta llegar al duelo decisivo en tierras suizas?

Una vez que los hombres de Klopp superaron la fase de grupos, deberían afrontar la eliminatoria de dieciseisavos contra el Augsburgo, un conjunto teóricamente de menor entidad que el Liverpool, pero que no iba a renunciar a la posibilidad de competir de tú a tú con su oponente. La ida se saldó con un empate a cero en Alemania, mientras que Anfield acabaría sufriendo más de lo previsto para que sus ídolos avanzaran a la siguiente fase al doblegar a los germanos por 1-0 en territorio The Beattles. La suerte depararía un Clásico inglés en octavos de final entre los reds y el Manchester United, un choque a doble partido que se preveía apasionante e igualado entre dos auténticos equipazos. El 2-0 que materializó el Liverpool delante de su afición le otorgó una gran ventaja para la vuelta en Old Trafford, mítico feudo en el que las tropas comandadas por Van Gaal tuvieron que conformarse con sellar las tablas en el electrónico (1-1).

Sin duda, el momento cumbre para los ingleses en la presente edición de la Europa League se produciría en el cruce de cuartos con el Borussia Dortmund. La vuelta de Klopp a la que fue su casa, el Signal Iduna Park, iba a ser realmente emotiva por los múltiples logros cosechados por el excéntrico técnico durante su periplo al mando de la maquinaria teutona. El primer asalto en el feudo de los germanos se saldó con un empate a uno, una cuestión que otorgaba un ligero favoritismo al Liverpool para el segundo round. Aun así, los pupilos de Tuchel salieron en tromba al césped de Anfield y se pusieron 0-2 en apenas 10 minutos de juego, además de contar con un casi decisivo 1-3 a falta de poco más de media hora para concluir la contienda. Pese a ello, la fiel afición red demostró que sus futbolistas nunca van a caminar solos, por lo que espolearon a los suyos hacia la remontada para obrar una nueva gesta en el viejo continente al tumbar al Borussia por 4-3 con el tanto decisivo de Lovren en el tiempo añadido.

El último escollo del Liverpool para estar presente en la gran final de Basilea sería el Villarreal, un plantel que también se quedó a las puertas de la final de la Champions League en 2006 por la pena máxima errada por Riquelme contra el Arsenal. El Submarino Amarillo tomó la delantera en El Madrigal por la diana transformada por Adrián casi sobre la bocina, aunque la escuadra dirigida por Klopp demostraría su increíble pegada en el siempre idílico ambiente de Anfield para poner fin al sueño de los de Marcelino con un contundente 3-0. Los británicos sueñan con volver a reinar en Europa tras la orejona obtenida en 2005 frente al Milán, aunque para ello deberán doblegar al vigente campeón de la competición. Pase lo que pase, el Liverpool tiene una consigna muy clara y es consciente de que dispondrá del apoyo de su jugador número 12: You’ll Never Walk Alone.

Redactado por:

Publicado el: 17 mayo, 2016

Dentro de: Europa League

Vistas: 960

, , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>