MENU
finales champions 2005 liverpool milan

El milagro de Estambul

El 25 de mayo de 2005, el Estadio Olímpico Atatürk de Estambul fue testigo de la existencia de los milagros y de una de las remontadas más épicas en la historia del fútbol. Una noche mágica que ensalzó al Liverpool como campeón de la UEFA Champions League.

Foto: Tinypic

Corría la 50ª edición de la Champions League, y Turquía esperaba a acoger la final de dicho campeonato en la que se verían las caras el Milán de Carlo Ancelotti y el Liverpool de Rafa Benítez. El duelo en los banquillos, que hoy en día haría correr ríos de tinta, quedaba eclipsado por el todavía mejor plantel que iba a desplegarse sobre el césped; los reds, con Jerzy Dudek, Gerrard, Xabi Alonso o el checo Milan Baros a la cabeza, tenían la gesta de imponerse a una plantilla conformada por jugadores de la talla de Cafú, Nesta, Maldini, Pirlo, Seedorf, Kaká, Hernán Crespo o Andriy Shevchenko.

La travesía a la final de ambos equipos no fue un camino de rosas. El Milán eliminó a Manchester United, a sus vecinos del Inter y al PSV Eindhoven. Los de Rafa Benítez superaron a Bayer Leverkusen Juventus y Chelsea. Sin embargo, el último obstáculo sería, sin ninguna duda, el más de difícil de sortear.

El encuentro comenzó mejor que el mejor sueño de cualquier milanista esperanzado: los italianos, favoritos para alzarse con la copa, abrían el marcador en el minuto 1′ con un tanto del eterno capitán, Paolo Maldini. El tanto rossonero anestesió todavía más a un Liverpool que salió al campo con una marcha menos que su rival. Los minutos avanzaban y los aficionados ingleses asistían, atónitos, no sólo a una inexistente reacción de sus jugadores si no a otros dos tantos del AC Milan, esta vez firmados por Hernán Crespo al filo del descanso.

El resultado y el daño psicológico eran prácticamente incorregibles para cualquier equipo sin la ayuda de un milagro. Sin embargo, durante aquellos 15 minutos de descanso, los aficionados reds no dejaron de invocar la remontada con unos cánticos que hacían temblar la grada. Dentro del vestuario, un Rafa Benítez fiel a su estilo, apostó por la pizarra para darle la vuelta a la final. A las leyendas que atribuyen un discurso retórico y lleno de lirismo al técnico madrileño, el mismo contestó con un “No, no dije eso. No soy tan poético”.

La segunda parte dio comienzo, y a penas diez minutos después de la reanudación, el milagro comenzó a obrarse. En tan solo seis minutos, del 54 al 60, el Estadio Olímpico de Atatürk asistió a un cabezazo de Steven Gerrard, un derechazo de Vladimir Smicer y a un penalti lanzado por Xabi Alonso, adivinado por Dida y convertido en el definitivo 3-3 por el propio tolosarra tras cazar el rechace.

Pero en una gesta de las proporciones como la  acontecida en Estambul aquella noche, tres héroes no eran suficientes. El partido continuó y el equipo de Ancelotti hizo pasar por las manos de Jerzy Dudek el destino final del Liverpool. Primero, en una espectacular doble parada que el meta polaco hizo al máximo goleador de aquella edición de la Champions: Andriy Shevchenko. La grada rossonera y el delantero ucraniano compartieron una cara de incredulidad todavía hoy difícil de olvidar.  Pero lo mejor estaba por llegar.

El tiempo reglamentario tocaba a su fin, y el ganador de la máxima competición de clubes europeos iba a decidirse desde los 11 metros. Por parte del Milán, Serginho mandó el primer penal a las nubes. El casi pleno de aciertos de los ingleses (paró Dida el lanzamiento de Riise) y Dudek hicieron el resto. El meta detuvo sus lanzamientos a Andrea Pirlo y, una vez más, al ucraniano Shevchenko, quien seguro todavía tiene pesadillas con los guantes del polaco.

El Liverpool alzaba su quinto título al cielo de Turquía tras uno de los encuentros más emocionantes de la última década del fútbol europeo. Una final que enamoró, como mínimo,  a todos los aficionados no italoparlantes.

Aquella noche el Milan perdió la oportunidad de ganar su séptima Copa de Europa. Pero el fútbol, le tendría preparada una revancha inmejorable tan solo dos años después.

Redactado por:

Publicado el: 20 marzo, 2016

Dentro de: Carrusel, Final Champions League, slider

Vistas: 452

, , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>