MENU
finales champions 2006 barcelona arsenal

Barcelona-Arsenal 2006: el inicio de una nueva era

El 17 de mayo de 2006, el Stade de France acogió la consecución de la segunda UEFA Champions League del Fútbol Club Barcelona. Aquel título, conseguido catorce años después del primero, era la confirmación de un hecho, el cúlmen a un estilo de juego y el broche de oro a una temporada fantástica del equipo blaugrana, que se alzó también como campeón de Liga. El equipo culé, entrenado por Frank Rijkaard, se midió en la final ante el Arsenal.

Foto: TheSun

Ambos equipos superaron la fase de grupos con solvencia y un balance idéntico: cinco victorias y un único empate, contra el Panathinaikos en el caso del Barcelona y ante el Ajax de Amsterdan en el lado gunner. Estos más que positivos resultados le valieron a ambos equipos para finalizar la fase como primeros de sus respectivos grupos y enfrentarse, en teoría, a equipos de menor nivel. Pero no fue exactamente esa la suerte que le deparó a ambos conjuntos.

El Arsenal tuvo que medirse en octavos de final a un Real Madrid que no pudo alcanzar el primer puesto de su grupo, al cual escaló por méritos propios el Olympique de Lyon. La eliminatoria concluyó con un escueto 0-1 final, haciendo válida la victoria que los gunners cosecharon en el Santiago Bernabéu gracias a un gol de Thierry Henry que silenció por completo el templo blanco.

En cuartos de final y semifinales, el equipo londinense se impuso a la Juventus de Turín y al Villarreal respectivamente. De nuevo lo hizo con resultados cortos y manteniendo la portería a cero: 2-0 ante la Juventus y 1-0 al Villarreal, manteniendo en ambos casos el 0-0 en los partidos como visitante. De esta manera, el Arsenal de Wenger se plantaba por primera vez en su historia en la final de la Champions League, y lo hacía sin encajar ni un solo gol en las fases eliminatorias y tan solo dos tantos en contra en la fase de grupos.

Pese a todo, la losa de favorito recaía en el Fútbol Club Barcelona. El club catalán, intratable en fase de grupos, se encontró en octavos de final con uno de sus rivales clásicos en la Champions: Chelsea FC. El mismo emparejamiento había tenido lugar la temporada anterior, saldándose con la eliminación de los blaugranas. Aquel año, sin embargo, el Barça conquistó Stamford Bridge con un 1-2 e hizo válido un empate a uno en el Camp Nou para pasar a cuartos, dónde le esperaba el Benfica.

Los hombres de Rijkaard, con Ronaldinho y Eto’o como goleadores, decidieron la eliminatoria en Barcelona tras un empate a cero en territorio luso. En la siguiente fase, el AC Milán se confirmó como un hueso muy duro de roer para el equipo catalán, que consiguió el pase a la final gracias a un solitario gol de Ludovic Giuly en el Giuseppe Meazza.

París esperaba ansiosa la gran cita del fútbol europeo. Rijkaard y Wenger alinearon sus onces de gala, y en el césped galo se midieron jugadores de la talla de Puyol, Deco, Ronaldinho, Eto’o, Sol Campbell, Cesc Fábregas (en el bando gunner) o Thierry Henry.

El duelo en porterías merece mención especial debido a la actuación de cada uno de los metas; un joven Víctor Valdés comenzaba a erigirse como el espectacular guardameta que terminó siendo. Fue una pesadilla para Henry y atajó numerosas ocasiones claras para el Arsenal. Jens Lehmann, por su parte, fue expulsado en el minuto 18, hecho que no le impidió ser elegido a la postre mejor portero de la competición.

En inferioridad numérica el Arsenal se adelantó en el marcador en el minuto 37 con un solemne cabezazo de Sol Campbell que remataba el lanzamiento de una falta inexistente que botó Henry. En dichas condiciones, el club londinense aguantó hasta 15 minutos antes del final, cuando Samuel Eto’o hizo el gol del empate previo pase magistral de Andrés Iniesta. El manchego había salido del banquillo en el descanso y fue fundamental para conseguir la remontada.

Tan solo cinco minutos después, Juliano Belletti colaba el balón en la portería gunner entre las piernas de Almunia. Belletti llevaba únicamente diez minutos sobre el terreno de juego, y fue asistido por un Henrik Larsson que también había salido de refresco hacía 20. Las sustituciones cambiaron el partido por completo en favor de los culés. Belletti se tapó el rostro con las manos, se dejó caer sobre el césped del Stade de France y esperó a ser sepultado por sus compañeros.

El Barça alzaba su segunda Champions al cielo francés, y Europa quedaba encandilada de un equipo que jugaba diferente. Lo que no sabía el mundo del fútbol es que aquello no era más que el principio. Que de los nueve años siguientes, cuatro serían de color azulgrana. Que el para muchos mejor equipo de la historia, solo estaba gestándose.

Incoming search terms:

  • barcelona 2006
  • barsa arsenal
  • cuanto vale una x trail 2006

Redactado por:

Publicado el: 27 marzo, 2016

Dentro de: Carrusel, FC Barcelona, Final Champions League

Vistas: 326

, , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>