MENU
finales champions 2008 manchester united chelsea

2008: duelo inglés por reinar en Europa

La 53ª edición de la UEFA Champions League deparó una final entre dos de los grandes equipos de Inglaterra, que hoy en día no atraviesan sus mejores momentos. El Manchester United de Sir Alex Ferguson y el Chelsea de Avram Grant se midieron en el Estadio Olímpico Luzhniki de Moscú en una velada lluviosa que acabó decidiéndose desde el punto de penalti. Pero antes de llegar a dicho momento, ambos equipos superaron el largo y complicado recorrido habitual que lleva hasta la final de la máxima competición de clubes.

Foto: football-wallpapers

Ambos conjuntos se clasificaron como primeros de sus grupos sin demasiadas dificultades. El Manchester United, emparejado con Roma, Sporting de Lisboa y Dinamo de Kiev, consiguió un total de cinco victorias, cediendo tan solo un empate en el Olímpico de Roma. Los londinense, por su parte, compartieron grupo con Schalke 04, Rosenborg y Valencia, rivales ante los que tampoco perdió un solo partido, pero si empató en tres ocasiones; ante Rosenborg y Valencia como local y en la visita a Alemania.

Las fases eliminatorias supusieron un reto mayor para los red devils. En octavos de final vencieron a un rocoso Olympique de Lyon gracias a un valioso empate a uno en Francia y una victoria por la mínima en Old Trafford. En los cuartos, el Manchester volvió a encontrarse con la Roma, sobre la cual volvió a imponerse con un global de 3-0. Por último, en la semifinal tuvo que superar al Fútbol Club Barcelona. Lo hizo haciendo válido un empate a 0 en el Camp Nou y consiguiendo una victoria ajustada en Manchester gracias a un obús de Paul Scholes.

Paralelamente, el Chelsea tuvo que visitar Grecia en los octavos de final, donde empató sin goles ante el Olympiacos. La vuelta en Stamford Bridge siguió un guion bastante diferente, finalizando con un contundente 3-0 para los blues. No tan sencillo fue eliminar al Fenerbahçe, que venció al Chelsea en Turquía por 2-1, forzando a los ingleses a remontar el encuentro en Londres, tarea que los blues llevaron a cabo gracias a las dianas de Ballack y Lampard. El último escollo fue otro duelo ingles, demostrando por anticipado la buena salud de la que gozaban entonces los clubes británicos en Europa, lejos de su situación actual. El Liverpool de Benítez fue el rival a batir, el cual llevó en Stamford Bridge la eliminatoria hasta la prórroga, donde terminó cayendo por un global de 4-3.

La gran final ya tenía protagonistas. Manchester United y Chelsea se verían las caras en Moscú en una final dramática y tensa hasta el último minuto. Ambos equipos saltaron al césped capitaneados por sus centrales, Rio Ferdinand y John Terry, y con Cristiano Ronaldo y Didier Drogba como grandes estrellas. El partido pronto cayó bajo el dominio del Manchester United, tónica en la cual Ronaldo (máximo anotador del torneo con ocho goles) adelantó a los suyos antes de la media hora de partido. La suerte y Petr Cech evitaron que los red devils dejaran la final decidida en la primera parte.

Sin embargo, al filo del descanso, Frank Lampard ponía la igualada en el marcador. De la mano del empate, el partido cambió de rumbo y las ocasiones comenzaron a llegar de ambas partes, inclusive dos tiros estrellados en los palos por parte de Drogba y de nuevo Lampard.

Finalmente, el tiempo reglamentario y el extra del partido concluían con el empate a uno, y la tanda de penaltis sería quien decidiese al próximo campeón de Europa. John Terry, previo fallo de Cristiano Ronaldo, tuvo en sus botas la consecución de la primera Champions League para los suyos. Sin embargo, la lluvia, los nervios o el destino, quizás todos juntos, quisieron que el capitán blue se resbalase justo antes del lanzamiento y mandara el balón fuera. Finalmente, la parada de Van der Sar al lanzamiento de Nicolás Anelka hacía al United campeón de su tercera Copa de Europa.

El primer título de Champions para el Chelsea se haría esperar un poco más, cuatro años concretamente, mientras que los red devils volverían a tener dos oportunidades más de engrosar su palmarés europeo con dos finales en los años venideros, sendas perdidas ante el Fútbol Club Barcelona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>