MENU
Foto: SHAMIL ZHUMATOV (REUTERS), vía as.com

La esencia perdida del Atlético de Madrid

El Atlético de Madrid no encuentra su esencia ofensiva. El reciente empate contra el Astana (0-0), en Champions League, recalca la preocupante situación que se está viviendo en el vestuario rojiblanco. Simeone continúa con su política de rotaciones en cada encuentro, sin haber repetido alineación, en ninguno de los partidos disputados en lo que va de temporada. Una política controvertida, que puede desembocar en continuos desajustes e imprecisiones, y en resultados de dudosa fe. En Liga, hasta la última jornada, donde consiguieron un empate frente al Deportivo de La Coruña (1-1), el cuadro de Simeone conseguía mantener el flujo de puntos con respecto a los líderes, sin embargo, tras el mencionado resultado, se sitúan cuatro puntos por detrás de Real Madrid y FC Barcelona. Un dato que preocupa, tanto más al cuerpo técnico, que a las oficinas del Vicente Calderón. La presencia en los octavos de Champions League peligra, puesto que tendrán que jugarse el pase, a vida o muerte, en sus partidos contra Galatasaray y Benfica, respectivamente.

Foto: SHAMIL ZHUMATOV (REUTERS), vía as.com

Óliver Torres, Yannick Carrasco y Antoine Griezmann han sido los únicos jugadores capaces de crear verdadero peligro, en las áreas rivales. Detalle significativo, por la falta de minutos de los dos primeros. Torres ha demostrado estar capacitado para unir el centro del campo comandado por Gabi y Tiago, con la experiencia de Fernando Torres y la rapidez de Jackson Martínez y Griezmann. Sin embargo, Simeone prefiere dosificar los minutos del canterano, en favor de Saúl Ñíguez, quien, a diferencia de la temporada pasada, no está encontrando el ritmo en los minutos de los que disfruta. Del mismo mal se aqueja Carrasco. El belga es competencia directa para Koke, uno de los estandartes de Simeone. Por ello, y a pesar de las dos recientes exhibiciones ofensivas, frente a Real Sociedad y Valencia, respectivamente, no goza de los minutos necesarios en los enfrentamientos importantes. Enfrentamientos que conciernen a la supervivencia del equipo en la competición europea. El galo, por su parte, continua demostrando la capacidad goleadora que rubricó en la pasada temporada, siendo el único de los arietes en marcar en más de un partido consecutivo. La ausencia del mejor Jackson, unida a la apatía de Fernando Torres en el terreno de juego, suponen un duro quebradero de cabeza para el Cholo, quien sólo puede contar con Griezmann, como seguro ofensivo de calidad.

Defensivamente, el Atlético está concediendo más ocasiones, aunque mantiene la línea de goles recibidos, siendo seis en Liga y dos en Champions. Aún es temprano para realizar juicios de valor, sobre el trabajo de uno de los mejores entrenadores que han pasado por el banquillo rojiblanco, sin embargo, el antagonismo generado, entre la defensa y el ataque, unido al vertiginoso avance de temporada, ponen en tela de juicio el puzzle de un Simeone que, bajo la premisa del partido a partido, puede ver cómo sus aspiraciones se evaporan, partido a partido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>