MENU
Levante Valencia Liga BBVA

El Valencia de Neville no encuentra el camino

El Valencia perdió 1-0 ante el Levante en Orriols, dando una imagen de impotencia que ya empieza a ser demasiado preocupante. Los de Neville se vieron superados en todos los sentidos por los granotas que, gracias al solitario gol de Rossi, se vuelven a meter en la pelea por la permanencia. El partido enfrentó a dos equipos que mostraron dos maneras antagónicas de afrontar el partido. Los locales pusieron ganas, ilusión y juego, mientras que los blanquinegros no llegaron a entrar en el partido y se mostraron totalmente desdibujados.

Foto: MARCA

Tras la derrota ante el Athletic en la Europa League, los de Neville se medían al colista de la liga, el Levante. Además, se trataba de un derbi, un partido ilusionante por definición. Era la oportunidad propicia para volver a levantar la cabeza y recuperar la senda de la victoria en la Liga. Pero este año, el Valencia no parece querer salir de su inercia negativa. Ante el Levante, los valencianistas no lograron rematar a puerta en todo el partido y perdieron, de media, un balón cada minuto. Pero sobre todo, se vio a un equipo desganado, que no presiona, que no lucha. Es un problema de actitud que ya viene de lejos y que choca con la juventud de la mayoría de los jugadores, de los que se esperara la ilusión y las ganas de alguien de su edad. Pero algo falla. Sin ilusión, sin ganas de ganar y sin creérselo no podrán cambiar esta tónica, pero si se analiza la plantilla jugador a jugador, se ve que hay mimbres para crear un equipo competitivo. Seguramente, no para un equipo puntero, pero sí para, al menos, pelear por los puestos europeos.

Pero para conseguir sacar partido a esta materia prima, no sólo basta con mejorar la actitud. Desde la llegada de Gary Neville al banquillo, los chés han recibido al menos un gol en todos los partidos de liga. Ante el Levante, además del señalado problema de actitud, el Valencia también volvió a mostrar sus carencias en defensa. La pasividad de Barragán, Mustafi y Abdennour, que se quedaron mirando un balón que llegaba hacia ellos desde un saque de banda, y la falta de intensidad en las marcas de Parejo y Siqueira, permitieron a Rossi hacerse un hueco y mandar el balón el balón al fondo de la red. Y es que el italiano remató con demasiada facilidad, rodeado de jugadores blanquinegros que no se decidieron a despejar un balón llovido del cielo con suavidad. Siempre se ha dicho que un equipo se construye desde la defensa, y ese es uno de los principales caballos de batalla de Neville.

En la rueda de prensa, el técnico inglés pidió perdón por la imagen mostrada por el equipo, pero la autocrítica no es suficiente. Neville necesita dar con la tecla para que el Valencia empiece a defender como un equipo de primer nivel, o al menos, para que comiencen a verse mejorías. Queda mucho trabajo que hacer y muchas cosas que cambiar, pero ya urge que los resultados empiecen a ser visibles. Sino, el Valencia puede complicarse demasiado las cosas en lo que queda de temporada.

Redactado por:

Publicado el: 14 marzo, 2016

Dentro de: Carrusel, Valencia

Vistas: 175

, , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>