MENU
Villarreal Champions League Marcelino

Ya queda menos, Marcelino

Un equipo invencible, que conoce la derrota, pero que se atreve con todo. Un equipo en el que nadie sabe quién jugará hasta última hora, pero en el que todos confían en que salga quien salga las cosas irán bien. Un equipo con la garra de sus delanteros, con la fuerza de un centro del campo envidiable para cualquier equipo europeo y unos defensas que insisten en querer marcar gol. El Villarreal ha vuelto a demostrar el club que es en el campo, donde se muestra quién llegó, pero se irá y quién ha llegado para quedarse.

Foto: taquilla.com

Seis puntos. Seis son los puntos que separan al submarino amarillo del sueño de volver a la máxima competición europea, seis puntos en cuatro partidos, siempre que sus competidores, Athletic y Celta, consigan cuatro triunfos consecutivos. El sueño de la Champions ya lo hicieron realidad hace unos años, dejando el pabellón muy alto. Tres son las veces que el conjunto castellonense ha alcanzado la Champions, dos de ellas con grandes actuaciones.

La primera en la temporada 2005/06, donde el equipo en ese momento dirigido por Pellegrini llegó a las semifinales, en un duelo con el Arsenal recordado por el fallo de Riquelme en el punto de penalty a pocos minutos de finalizar el encuentro. La segunda aparición en esta competición se dio tres temporadas después, logrando llegar a los cuartos de final y volviendo a encontrarse con su verdugo, de nuevo el Arsenal, quien les despojó de un sueño que no pudieron hacer realidad en la temporada 2011/12, donde no pasaron de la fase de grupos.

Pero tras un descenso, tras la marcha de jugadores como Forlán o Diego Godín, de la marcha de su estrella Riquelme o de su goleador Giussepe Rossi, cuando ya nadie creía en el sueño, volvió a teñirse el campo de amarillo. El Villarreal volvió a crecer, a mirar arriba, a no tener miedo a soñar. Y lo volvió a hacer, se puso la liga por montera y en su regreso ya nadie se acordaba de los infiernos de segunda de los que venía, ya nadie recordó las caídas, pero todo el mundo volvió a oler, a sentir, a disfrutar del submarino amarillo, un equipo que no se da por vencido.

Y ahora toca pensar en la gloria, la gloria de, por qué no, levantar el trofeo de la Europa League, el sueño de luchar por lo que nadie se atreve a soñar. Pero no es que de sueños viva este Villarreal, porque para ello hay que trabajar, caer y volver a levantarse, sino de ilusión, una ilusión que le permite decir sin miedo que este año será uno de los cuatro mejores equipos de España y para afirmar sin cerrar los ojos que el Villarreal Club de Fútbol regresa a la Champions League. Ya queda menos, Marcelino.

Redactado por:

Publicado el: 23 abril, 2016

Dentro de: slider, Villarreal

Vistas: 107

, , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>